Luna Nueva en Tauro: Lilith y Pléyades

¡Gratitud por esta bellísima Maga de la Tierra!



Las lunaciones en Tauro son el espacio para manifestar nuestra magia; el Sol va saliendo de la constelación del Carnero y en esta lunación aprende a danzar el Toro que en el pecho lleva a las Pléyades o Estrellas grandes hermanas de la humanidad: en este tiempo elaboramos el valor y todo lo que vale ser manifestado.


Sin embargo, no todas las lunaciones en Tauro son iguales; todo depende de la astrología que acompañe su travesía. En la luna de este 11 de mayo, Lilith -la herida femenina, la memoria del destierro, la Diosa Oscura se encuentra en conjunción perfecta con el Sol y la Luna: tenemos frente a nosotras quizás, una de las más grandes oportunidades del año y del nuevo tiempo... recuperar nuestro poder, establecer los valores de la nueva era, elegir lo que será manifestado y sobre todo, cómo será manifestado.


Lilith lleva años saliendo a la luz en la psique de las mujeres y del colectivo... nos la hemos encontrado de frente en círculos de mujeres, la hemos encarnado, pero ¿le hemos dado redención? ¿la hemos sanado en nosotras? ... En esta luna nueva en Tauro se nos pone de frente para que recordemos lo olvidado, para devolvernos las partes vitales de nosotras que sacrificamos para ser buenas, miradas, aceptadas y sobrevivir en un sistema que nos pide ser pequeñas.


Nos viene a recordar: que como mujeres es imperativo estar en nuestro poder sagrado, no porque los demás lo necesitan, si no porque la Tierra nos precisa así para seguir cruzando hacia la nueva era interna. Pero el poder sagrado no es el poder que aplasta, hiere, que es autoritario. El poder sagrado es el cuidado de nuestra energía y gozo, vitalidad y gozo, manifestación con gozo.


Lilith viene a pesarnos las entrañas para que elijamos seguir perdidas, a destiempo, rumiando nuestros talentos sin poder compartirlos, o que tomemos con ferocidad sagrada nuestro amor por la Tierra, el valor del Sagrado Femenino y manifestemos su sabiduría en consciencia, consistencia, dulzura y belleza.


Dentro de esta lunación Venus abre la puerta del conocimiento, de memorias antiguas, de la verdad. Y Lilith activa la Diosa Oscura que quieta en nuestro corazón esperaba su llamado... ¿Qué es lo que valoro (y suelo cancelar o acallar) y cómo puedo ponerlo al centro de una nueva cultura al servicio de la vida? ¿Qué ecosistema me habita y cómo puedo traerlo a la luz de las pléyades para que su belleza y salud sea irradiado a mi paso? ¿Qué le hace falta al mundo que yo puedo aportar?

Visión Sagrada


Miro cómo el Sol en los últimos grados de Tauro irradia en mi ser, expresión y manifestación la consciencia de las Pléyades. Las recibo como un disco solar y las acuno en las palmas de mis manos... la Luna en mi cuerpo hace un camino desde su oscuridad creativa para parir el florecimiento de mi equilibrio interno: masculino y femenino. Ahí, en mi cabeza una corona de luna y sol dirigen el pilar de luz que es mi cuerpo. Me recuerdo que soy lo Sagrado Femenino vivo en la Tierra: intuitiva, salvaje, libre, bella, llena de gozo y dulzura, y mis frutos no son míos... son de la Tierra, todos los días tengo algo para ofrecer al Sol que sale y la Luna que ilumina. Estoy aquí para dar mi medicina.


Arte: Lisy Bustingorry / Digitalización: Pilar Stabile especialmente para La Mujer Lunar.

2 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo