♏︎ Luna Llena en Escorpio: Muerte y Renacimiento



¡Y tenemos algo que decir al respecto!


Cuando miramos nuestra hermosa Tierra, experimentamos estaciones, ciclos y una red interconectada de señales inteligentes que se comunican entre sí.


Vemos a través de la naturaleza el proceso constante de muerte y renacimiento, desprendimiento y renovación.


En Occidente, la palabra "muerte" tiene una reputación negativa porque se ve como un final; sin embargo, en muchas partes del mundo se celebra porque sólo con la muerte puede emerger la novedad.


Se podría decir que nuestro miedo colectivo subconsciente a la muerte ha influido en los valores occidentales, haciéndonos aferrarnos a cosas innecesariamente durante mucho tiempo, haciéndonos temer al cambio y teniendo dificultades para dejar ir el ritmo natural de las cosas, y potencialmente ha sido parte de la razón por la que vivimos en discordia con la naturaleza y entre nosotros.


Una vida bien vivida está llena de micro-muertes o transformaciones que nos acercan a la verdad de quienes somos.


Y realmente, el poder de la Tierra y la esencia femenina se trata de una transformación y evolución constante. Para transformarnos, debemos saber cuándo es el momento de dejar ir algo, o morir, para renacer.


En este gran momento de cambio global, las mujeres se están convirtiendo en nuevos arquetipos de líderes, y es por eso que existe el Movimiento Global de Hermandades.


Estamos aquí para apoyarnos unos a otros en el desacondicionamiento de las visiones del mundo y los patrones obsoletos, para que podamos expresarnos plenamente como administradores encarnados de nuestra tierra y nuestra humanidad.


Es hora de que miremos a la Madre Tierra misma en busca de inspiración sobre cómo vivir interconectados, completos y armoniosos en nuestra variedad. Es hora de alejarse de la "igualdad" y adoptar el respeto y la reverencia por nuestra diversidad.


Si bien muchos de nosotros nos enfrentamos al miedo y la incertidumbre en estos tiempos cambiantes en la Tierra, nuestra resistencia a permitirnos morir para renacer puede causar más sufrimiento.


Si aprendemos a desapegarnos, soltarnos y entrenarnos para sentirnos más cómodos en la "fase intermedia", podemos liberar lo que ya no nos sirve y entregarnos a la inteligencia de la vida para ayudar a que algo más renazca en su lugar.


Esto es desafiante y desencadenante porque las creencias, hábitos y formas de vernos a nosotros mismos y al mundo están profundamente impresos en nuestra psique.


También es un desafío porque soltar generalmente significa reconocer las cosas que son difíciles o incómodas.


Todas nuestras creencias fueron creadas por una buena razón. Nuestras mentes y cuerpos brillantes crearon un marco completo para vernos a nosotros mismos y al mundo para protegernos.


Sin embargo, como sabemos ... llega un momento en el que debemos soltar algunos de los viejos mecanismos de protección y dar un paso hacia una nueva dimensión de nosotros mismos.


Pregúntese…

¿Qué en tu vida no te satisface?

¿Qué se siente atascado?

¿Qué creencias o hábitos tienes que te impiden transformarte?

¿Qué está listo para morir?


Si sufre de un bajo sentido de autoestima, puede asumir la responsabilidad de pensar que ha estado haciendo algo mal porque ciertas cosas en su vida no están funcionando.


Pero estamos aquí para decirle que ha estado haciendo algo CORRECTO.


A medida que crecemos y evolucionamos, podemos descubrir otra capa del dolor que estamos derramando en nuestras vidas para que podamos alcanzar mayores alturas de alegría, placer, satisfacción y liberación.


Aunque puede ser tentador cuando hacemos un trabajo de sombras profundas, juzgarnos a nosotros mismos ...


Esto no es lo que recomendamos.


Eres digno de compasión. De hecho, es fundamental que te lo ofrezcas a ti mismo.


En esta exploración de la muerte y el renacimiento, te invitamos a ser amable y dulce. Trátate como la jovencita que eres por dentro.


Sea cariñoso y extiéndase a sí mismo más de lo que nunca lo ha hecho.


Esto es lo que marca el comienzo del abandono (o la muerte) de lo que ya no sirve, y lo que marca el comienzo del renacimiento.


Lauren Walsh, Shaina Conners y el equipo global de la hermandad


La Luna Llena de Escorpio del lunes 26 de abril a 7 grados Escorpio fusiona al Alquimista Lunar Chamánico, la Diosa Oscura de Escorpio con el Tauro Solar, el Hombre Verde bailando en el bosque de robles. Junto a Venus, Mercurio y Urano cerca, el Hombre Verde y su Diosa Venus se bendicen con incienso y se masajean con pétalos de rosa. Beben con entusiasmo de un elixir herbal de innovación que les permite bailar la poesía completa de su psique, entregando aliento y cuerpo a las electrizantes ondas de Urano, el Gran Despertador….


Nos transformamos de un freno a un avance mientras el pulso tembloroso de la Memoria del Alma irrumpe en este Momento Sagrado, todas las partes se vuelven a reunir juntas, mientras la epifanía se derrama a través de cada rama de magia luminosa.


VerDarLuz










La luna llena que acontece el 26-27 de abril es una luna cargada hacia la recuperación del poder personal (el único poder que existe).


Mientras la Abuela transita por el poderoso Escorpión, en Tauro un estelio con el Sol, Urano, Venus, Mercurio y Lilith nos llaman a recuperar el sentido del valor personal, el placer y el gozo, la medicina de nuestros afectos, el florecimiento de nuestros procesos y el diálogo a nuevas formas de habitar el cuerpo y la Tierra.



Esta luna llena dispara un proceso o una búsqueda para vivir magia en nuestro cotidiano o elegir perdernos en este rápido cambio de tiempos. Llegamos a esta luna llena sintiendo desde dos lugares distintos -según nuestras elecciones:

  1. Nos sentimos heridas, confundidas y quizás perdidas en un lugar origen o ya muy conocido, y no sabemos qué hacer o cómo hacer. Hay llanto contenido y rabia que no sabemos donde colocar.

  2. Estamos listas para movilizar nuestra energía hacia nuevos lugares que se presentan como retos: una nueva etapa pulsa frente a nosotras, presentimos que la energía del fénix quiere acompañarnos.

Si claramente estamos en el primer escenario será importante que revisemos dónde nos ha faltado humildad para escuchar, seguir aprendiendo y callar al ego bravucón que nos dice "esto ya lo sé", o que nos hace soberbias y nos hace sentir que podemos solas, y que pedir el apoyo de otr@s es "ser débil".


Todo el tiempo somos aprendices, y si no creemos serlo la Vida llega con ironía y contradicción para obsequiarnos humildad: ¿lo que buscamos predicar lo somos? ¿lo que hemos tejido nos sostiene o ya nos atrapó? ¿lo que buscábamos poseer ahora nos posee y esclaviza? ¿controlamos tanto que todo se desmorona? Humildad es la clave.


En el segundo escenario la labor sagrada a encarar es el abrazo del fénix en un momento de celebración o en el apogeo de una etapa. Sentimos quizás, que nos llega demasiado pronto la petición de soltar, transformar y compostar. Sin embargo, este proceso lleva desde el 2018 (Urano en Tauro) preparándonos para entender que las flores y frutos que hemos sembrado son para la posteridad.

¿Qué te llama la vida a soltar? ¿Qué necesitas rentar, compartir, obsequiar, donar, vender para que tu vuelo tome ligereza? ¿Qué te dice la vida que dejes de retener en la misma forma o formato? Quizás, te parece "demasiado pronto", pero lo que está frente a ti no es un cierre definitivo, es una invitación a hacer el peso más ligero para ir a una etapa de mayor gozo. Aquí no te sientes obligada a moverte, pero tienes la libertad para hacerlo y elevarte.


Las claves de esta Luna Llena son:

  • Ofrecer nuestra falta de humildad, nuestros puntos ciegos, "el talón de Aquiles" a la claridad de la Abuela Luna. Lo que no podíamos ver en 2018, ahora lo vemos, y podemos nombrarlo. Le entregamos lo que sentimos como falla o error, y con voluntad nos comprometemos a elaborar el veneno hasta convertirlo en medicina y poder personal (energía personal limpia).

  • Mirar y acechar el patrón para normalizar mis violencias. ¿Dónde me justifico para ser violenta? ¿A quién justifico su violencia? Es violencia cuando anula, humilla, hiere la dignidad, cuando se descuidan las necesidades, valores y derechos más elementales de ser humano.

  • Ofrecer nuestra urgencia de ser valoradas, amadas o necesitadas por otros, en lugar de cultivar el amor propio, el valor propio y el autocuidado. Pedimos claridad para aprender genuinamente a hacerlo, nos comprometemos con espacios, recursos y herramientas que sentimos nos están apoyando a hacerlo.


¡Que el pinchazo del escorpión nos de la oportunidad de la medicina del nuevo tiempo!


La Mujer Lunar

3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo