Las 4 brujas

Estamos recordando quiénes realmente somos. Escuchando el llamado poco a poco. Despertando la energía femenina, ese llamado a confiar en nuestra intuición y nuestro instinto. Estamos retomando nuestro poder. De todo eso a lo que llamaron tabú. La bruja en estos tiempos es esta mujer empoderada. Que sabe quién es y lo practica. Está conectada con los ciclos, con las estaciones, con la luna, honra su menstruación, y entiende que todo está dentro de ella. Su medicina es ella misma y la naturaleza.

Nos silenciaron y callaron por tanto tiempo que nos daba miedo hablar, expresarnos, compartir nuestras historias, y eso es lo más valioso que hay: LAS HISTORIAS, toda esa sabiduría que nos conecta con nuestras raíces. Estamos reencontrando todas las partes de nosotras que poco a poco fueron olvidándose y ahora es tiempo de unir esas piezas, tejerlas y estar completas de nuevo. Por mucho tiempo nos hicieron sentir víctimas de todo. Víctimas del sistema, de una belleza inalcanzable, nos anestesiaron, y nos hicieron necesitar de tantas cosas externas. ¡Todo está dentro de nosotras! Ser bruja en estos tiempos no tiene nada que ver con la ropa que usamos ni las piedras que tenemos. Va mucho más allá. Es reconocer y reclamar el poder que tienes para crear y manifestar. Usar tu intuición y tu conexión con todo. Experimentar la oscuridad para encontrar la luz.


Las cuatro brujas están conectadas con los cuatro elementos. Y cada elemento se conecta a una dirección: Norte, Sur, Este y Oeste.


Este (viento) - Nos ayuda a soplar lo viejo y a traer lo nuevo. Nos permite disfrutar los vientos que traen cambios sin resistirnos.


Sur (fuego) - Nos ayuda a quemar lo que ya no somos, y ser la flama que ilumina la oscuridad.

Oeste (agua) - Nos ayuda a limpiarnos y a fluír. Purificando nuestras emociones y pensamientos.


Norte (tierra) - Nos abraza mientras nos enraizamos para crecer fuertes y conectar con la tierra y el cosmos.

En honor a todas las que fueron calladas, quemadas y golpeadas. Nos toca despertar ese poder, esa magia dentro de nosotros y recordar lo que realmente somos. El poder que tiene nuestro lado femenino, nuestra intuición, los rituales, los círculos y el respeto a la naturaleza y todos sus ciclos. Recordar la verdadera medicina y lo poderosas que somos cuando despertamos y nos atrevemos a contar nuestra historia para inspirar a otras.


@INAAAGOLD

4 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo