Cuarto Menguante, el orden interno y el gran salto


El cuarto menguante es la fase del repliegue, la reflexión, la recapitulación de todo un mes lunar, pero también la pausa para recapitular los últimos tres y seis meses. Esta menguante está en Aries, así que podemos preguntarnos ¿lo que nos prometimos hace tres meses ahora muestra un resultado -aunque sea pequeño?


Los últimos siete días de lunación en Géminis están por acontecer, esta Luna se encuentra conjunta a Quirón; en la espiral de Géminis esto nos trae algo que se ha develado, una verdad que ha salido a la luz, una memoria que se abrió... a partir de quebrarse el Yo (Aries) y el orden o desorden interno (Quirón) que habíamos construido antes.


Esto, aunque parece confuso, terrible, desesperanzador, porque quizás no sabemos mucho hacia dónde movernos o qué hacer, es el punto inicial de una nueva edificación del yo y del orden interno; pues la próxima luna nueva en Cáncer nos da la astrología de la siembra de un nuevo hogar (interior), de edificar un lugar seguro para nosotras y para otr@s donde al abuso emocional, físico, espiritual no tenga cabida. Por eso, en los últimos meses hemos estado buscando nuevo hogar o mudanza, porque hemos buscado en dónde sembrarnos para renacer.

Donde quiera que estás es perfecto.


Pues la mudanza o el movimiento externo en realidad, ha sido un recurso para integrar lo que no habíamos podido, y entender cuáles elementos requerimos para sembrar un nuevo hogar en el corazón-alma y cuerpo físico que aquí y ahora habitamos, donde quiera que estemos eligiendo cruzar.

Es tiempo de reconocer nuestra verdad. No lo que nos han contado, no lo que suponemos que anhelamos porque lo vemos en otros. Este es un tiempo para dejar de ponernos máscaras que no van con nuestra verdad más esencial; porque cada vez más nos es pedido rendirnos amorosamente ante nuestra verdad... pero insistimos en seguir "vendiendo" algo que no somos, que es falso, pero que recubre nuestra vulnerabilidad -la que pensamos no será aceptada si la mostramos.

Esta menguante nos invita a despojarnos de la necesidad del placebo o la pastilla feliz para comprometernos con nuestro corazón genuinamente al dejar de mentirnos acerca de nuestro desorden interno, o si hemos fracasado en nuestras relaciones, o lo imposible que nos ha sido soltar vínculos de abuso, o lo que sea que no decimos porque no se ve bien para nuestro círculo de amistades o espiritualidad.


Con la luna nueva en Cáncer comenzaremos un tiempo de construcción y adecuación de un nuevo hogar interno, que comienza por nosotras, por recuperar la esperanza, sueños, claridad y lo que nos hace genuinas. Con la lunación en Cáncer se abren dos tiempos de luna llena en Acuario, y ahí, la oportunidad de cruzar. Tenemos esta semana para reflexionar acerca de nuestra verdad, y darnos cuenta que como el cangrejo... toca ir hacia atrás y al pasado, para conocer el secreto del mar (nuestra historia) y extraer de ahí las que serán perlas del futuro para cuando nos toque caminar hacia adelante. Bienvenido sea el nuevo tiempo.


Karina Falcón

Creadora y Directora en La Mujer Lunar


2 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo