2020-2022 El camino de la Belleza y el camino del Poder

Los nodos lunares han estado en el Eje Géminis-Sagitario desde el 2020 abriendo información oculta en lo profundo de nuestra historia y psique, invitándonos a abrazar una nueva forma de libertad -interna- mientras la narrativa cotidiana se transforma a partir de las estructuras internas que se desprenden, esas que nos formaron por más de dos mil años.


La información que nos es ofrecida por los medios masivos de comunicación cae ante las verdades que hemos encontrado en nuestro propio camino y en los diálogos íntimos, si los hemos sostenido; si hemos confiado en la confirmación o negación que el propio cuerpo experimenta... hemos hallado nuestra verdad.


El último eclipse en Géminis aconteció el 10 de junio de 2021, abriendo datos importantes en nuestra historia personal, de nuestro nacimiento, de las historias que se contaban una y otra vez pero carecían de sentido. La oportunidad que nos brinda Mercurio -regente de Géminis- con la retrogradación del 27 de septiembre al 18 de octubre es la reorganización de todas nuestras relaciones:



con nuestra palabra, hogar, creatividad, servicio, filosofía, estructuras, e historia sagrada

El último eclipse del eje Géminis-Sagitario (lo humano-lo divino) acontecerá el 2 de diciembre en Sagitario, y de ahora a entonces la invitación es a reacomodar y resignificar la información que nos ha sido compartida, a la que hemos tenido acceso para terminar de desmontar patrones internos reactivos y de sobrevivencia.


Este periodo de Mercurio Retrógrado nos conduce a la antesala del 2022 donde el camino nos pedirá construir y practicar el Poder, construir y practicar la Belleza; los nodos lunares en Tauro-Escorpión nos invitan a inclinarnos humildes ante el Misterio Humano y la Corporeidad del Espíritu.


¿Hemos descubierto la fuerza de nuestra palabra? Con toda la información que se abre ¿nos perdemos y distraemos? ¿o hemos aprendido a recibirla aquietadas y serenas para encontrarnos y enfocarnos? ¿nuestra fuerza cocreadora se diluye ante las agendas externas o sabemos que desde adentro llevamos la posibilidad de incidir en la construcción de la realidad?


La narrativa de nuestra vida ha cambiado radicalmente desde junio del 2020: hemos mudado de casa, quizás, hemos aprendido a habitar lo cotidiano con un nuevo rezo, nos hemos colocado auténticas frente a nuestra labor; sin embargo, a nivel macro y micro, quizás nos damos cuenta que cedemos nuestro poder personal una y otra vez... devolviéndonos al caos y al traje de víctima, sin terminar de cambiar nuestra narrativa.


¿Cómo cedemos nuestro poder? ¿A quién lo cedemos? ¿Dónde radica nuestro poder? ¿Cómo lo nutrimos y cuidamos? ¿Cómo podemos aprender a usarlo con belleza, gratitud y conectadas con una fuente de infinita prosperidad que lo guíe?


Los nodos lunares que definen el eje de aprendizaje colectivo, y específico a través del mapa natal individual, pasarán a Tauro-Escorpión; donde Tauro nos invitará a realizar un trabajo interno con la Belleza como guía a través del cuerpo, la prosperidad, el dinero, el arte, la relación con las plantas, la nueva tecnología basada en el respeto a la Naturaleza.


La última ocasión que tuvimos despierto este eje de eclipses fue en 2013-2014, ¿qué se despertó en nosotras y a qué despertamos? ¿quiénes y qué fueron nuestro hogar en esos tiempos? ¿qué nos contactó con la belleza y el misterio de la vida? ¿qué nos contactó con el poder personal y la prosperidad sagrada?


El eje Tauro-Escorpión es el eje de la vida-muerte, de todxs los que trabajamos al servicio de la vida y acompañamos a la muerte real o simbólica, es el eje de las parteras, las curanderas, las cuidadoras del alma, los sanadores con el cuerpo, con las hierbas, y cargadoras de la prosperidad y abundancia infinita.


El 2022 la partera en nosotras que acompaña el nacimiento al nuevo tiempo colocará las manos al servicio de lo femenino sagrado. Toca hacer una gran labor de recapitulación con este Mercurio Retrógrado, para desmontar las estructuras que ya no resuenan con nuestra verdad, para reconocer nuestro espacio sagrado y narrativa... y así, poner los pies en el nuevo eje.


Karina Falcón

Creadora y Directora en La Mujer Lunar

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo