12 leyes naturales universales

Las 12 leyes naturales universales y cómo utilizarlas



1. Ley de la Unidad Divina: La primera y más fundamental ley del universo es la Ley de la Unidad Divina, que destaca la interconexión de todas las cosas. Dice que más allá de nuestros sentidos, cada pensamiento, acción y evento está de alguna manera conectado con cualquier cosa y con todo lo demás. Kaiser señala que esto puede resultar un poco embriagador, pero aplicarlo en la vida real implica "ser compasivo con los demás. Todos fuimos creados de una fuente divina, con esto en mente, todos somos parte de lo mismo". Ella recomienda trabajar esta ley haciendo preguntas como, "¿Cómo puedo mostrar más compasión y aceptación hacia aquellos que no entiendo?" o "¿Qué haría el amor?"


2. Ley de Vibración: A nivel microscópico, todo está en constante movimiento, vibrando a una frecuencia específica. Esto se aplica a la materia, pero también a la frecuencia personal. Esta ley dice que nuestra frecuencia vibratoria puede informar nuestra experiencia vivida. Por ejemplo, "Es posible que pueda recibir dinero, pero tal vez no pueda retenerlo", señala Kumar, "porque vibratoriamente, podría estar operando en un nivel inferior". Si siente la necesidad de elevar su frecuencia (buenas vibraciones, ¿alguien?), Hay muchas prácticas excelentes para hacerlo, incluido el yoga, el baño de sonido y el trabajo de los chakras.


3. Ley de Correspondencia: Esta ley establece que los patrones se repiten en todo el universo y, a nivel personal, nuestra realidad es un espejo de lo que está sucediendo dentro de nosotros en ese momento. Piense "Como es arriba, es abajo. Como adentro, es afuera". ¿El mantra de Kaiser para esta ley? Te está sucediendo a ti, no a ti. "Si nuestra vida es caótica y aterradora", dice, "es porque hay caos y miedo en nuestro interior. Si nuestra vida parece tranquila y arraigada, es porque sentimos paz interior". En cualquier situación problemática, sugiere preguntar qué puede mostrarte la situación sobre ti y qué requiere sanación interna.


4. Ley de la Atracción: Sin duda la ley universal de la que más se habla, la ley de la atracción se usa a menudo para la manifestación. Dice que los me gusta atraen a los me gusta, y obtienes aquello en lo que te enfocas. No solo eso, sino que debes creer que lo que estás buscando es posible de obtener. Es similar a la ley de vibración de esta manera; es importante aprender a vibrar a un nivel que atraiga lo que está buscando. Si quieres amor pero no das amor, por ejemplo, estás enviando al universo un mensaje sobre tus prioridades. Si repites una afirmación pero no crees lo que dices, es inútil. "Cuando nos enfocamos en lo que queremos versus lo que no queremos, se mostrará en nuestra vida", dice Kaiser.


5. Ley de la acción inspirada: estrechamente relacionada con la ley de la atracción, la ley de la acción inspirada se trata de dar esos pasos reales y viables para invitar a lo que queremos a nuestras vidas. A menudo, la inspiración viene de adentro. "La acción inspirada es ese suave empujón interno", dice Kumar. "No siempre es un plan de acción". Agrega que la práctica de esta ley se trata de reducir la velocidad, estar en silencio y crear un espacio para la guía interna. Cuando dejamos de lado nuestra necesidad de organizar y controlar cómo funcionarán las cosas y, en cambio, estamos abiertos a todas las posibilidades, se abre espacio para nuevas formas de lograr nuestros objetivos que de otra manera no hubiéramos considerado.


6. Ley de la Transmutación Perpetua de la Energía: Esta ley establece que a nivel energético, todo en el universo está en constante evolución o fluctuación. Cada acción está precedida por un pensamiento, y los pensamientos mismos tienen el poder de manifestarse eventualmente en nuestra realidad física. ¿Alguna vez has estado cerca de una persona negativa y sentiste que tu propia positividad se agotaba? Ese es un ejemplo, pero también puede funcionar al revés: las frecuencias más altas transmutan las más bajas cuando se aplican intencionalmente. Sabiendo esto, podemos buscar activamente elevar la energía negativa que nos rodea con nuestros pensamientos y acciones.


7. Ley de causa y efecto: relativamente sencilla, esta ley destaca la relación directa entre acciones y eventos. Lo que es importante tener en cuenta aquí, según Kumar, es que a menudo no podemos ver los efectos de inmediato, pero volverán a aparecer. "Lo que pones ahí puede no volver a ti en ese momento, pero esa vibración, esa energía que pones ahí fuera, tiene un efecto dominó. Si vienes de un lugar de ira o resentimiento, si pones esa energía por ahí, eventualmente se verá afectado como resultado ".


8. Ley de compensación: La ley de compensación se relaciona estrechamente con la ley de atracción y la ley de correspondencia. "Cosechas lo que siembras" es la principal lección, y la ley establece que tus esfuerzos siempre volverán a ti de manera positiva. Si está buscando algo, debe contribuir de alguna manera a su objetivo. Para trabajar con esta ley de una manera que atraiga (o compense) amor y apoyo, por ejemplo, Kaiser sugiere preguntarse: "¿A dónde me llaman para servir y apoyar a los demás hoy?"


9. Ley de la relatividad: esta ley sugiere que nos inclinamos a comparar cosas en nuestro mundo, pero en realidad todo es neutral. El relativismo existe en todas las cosas y, al final, el significado se reduce a nuestra perspectiva y percepción. La aplicación de esta ley puede ayudarnos a comprender las partes más difíciles de nuestra vida con mayor compasión. Por ejemplo, si nos sentimos ingratos por nuestra situación de vida, podría ser porque estamos comparando nuestros arreglos con los de otra persona. En cambio, sería mejor que apreciéramos lo que tenemos sin necesidad de compararlo con otra cosa.


10. Ley de la polaridad: esta ley dice que todo en la vida tiene un opuesto; el bien y el mal, el amor y el miedo, el calor y el frío. La clave es entender que estas son las dos caras de la misma moneda. Kaiser trabaja con esta ley a través del mantra Todo contraste aporta más claridad. Si te enfrentas a una situación difícil como una ruptura o un problema de salud, por ejemplo, sintoniza cómo se ve lo contrario, lo que puede revelar una nueva perspectiva o lección.


11. Ley del ritmo: los ciclos son una parte natural del universo. Físicamente, puedes pensar en las estaciones de la Tierra. En nuestras propias vidas, podemos recordar que la integración es tan importante como el crecimiento. Kumar señala: "Esperamos ser unidireccionales todo el tiempo, ya sea que estemos pensando en nuestra salud o incluso en la productividad", pero esto no es sostenible. Toma nota de tus ritmos internos y trata de trabajar con ellos en lugar de luchar contra ellos. ¿Te sientes agotado? Tal vez sea mejor descansar un poco en lugar de seguir adelante.


12. Ley de género: Y por último, la ley de género tiene que ver con la energía masculina y femenina que existe en todas las cosas. Kaiser señala que gran parte de nuestra sociedad ha operado históricamente desde una mentalidad masculina, de "prisa y hacer", que no deja mucho espacio para simplemente ser. Lograr su propio equilibrio entre las energías masculinas y femeninas puede ayudarlo a vivir de manera más auténtica.


Y ahí lo tienes: las 12 leyes universales. Antes de que se sienta demasiado abrumado, integrarlos en su vida se trata más de comprenderlos y conceptualizarlos de una manera que tenga sentido para usted. Kumar señala que no tiene por qué ser tan analítico; "Comprenda el concepto y manténgalo en un segundo plano en su mente", dice, para aprender a trabajar con ellos en las situaciones del día a día. Ahora que le han presentado estas leyes, es probable que aparezcan en su vida una y otra vez.


Martin-Daniel Void

93 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo