Segunda Luna llena en Acuario: la bendición de la Libélula


Este 22 de agosto en el Grado 29 acontece la SEGUNDA luna llena en el arquetipo de Acuario: como un viento que sopla sutil pero consistente esta luna nos va quitando estructuras viejas y pesadas internas.


El primer gran llamado que hemos tenido está relacionado con abrazar nuestra espiritualidad y usarla para evitar vivir en la Tierra. Nos hemos hecho ideas caricaturizadas de lo que es vivir nuestra espiritualidad, hemos utilizado premisas y herramientas para volarnos de la realidad, en lugar, de aprender a navegarla con traje humano. Lo cierto es que si no nos reconocemos humanos, no podremos entender de qué va el cruce al nuevo tiempo. Porque este paso a una nueva dimensión de la vida y en el mundo, se da desde el tejido interno que llevamos al concebirnos como humildes andantes en la tierra.


Necesitamos rendirnos para dejar de identificarnos con nuestra vieja herida, que rancia supura desde adentro; necesitamos dejar de ser las eternas víctimas, agraviadas, indignadas siempre porque el mundo y los vínculos no son lo que esperábamos, o porque el Universo nos descubre en el deseo de timarlo, manipularlo. Es urgente que dejemos de identificarnos con lo roto y lo herido, y dejemos la ceguera para comenzar a ver nuestra verdadera narrativa.


La primera luna llena en Acuario iluminó nuestro lugar en lo individual y lo colectivo, nos pidió reflexionar acerca de los espacios personales sagrados a los cuales ya no queremos -ni debemos- renunciar para edificar un nuevo tiempo.


Esta segunda luna llena nos pide ser human@s, y asumir nuestra humanidad como un verdadero tesoro para expresarnos creativamente y con belleza; nos pide asumir la maestría de nuestra propia energía, en lugar de querer manipular la de otros o exigir a otros individual y colectivamente, a ser lo que nosotros idealizamos.

El segundo llamado deriva del diálogo que Sol y Luna tienen con Venus y Vesta en Libra donde se nos pide mirar que el cuido y la construcción que tanto anhelamos de comunidad y tribu se dará al tejer buenas relaciones, no desde la caricaturización, si no, desde el respeto al espacio ajeno, a la creación, a la expresión individual, honrando la obra original y la belleza de las personas que admiramos, no robándola, ni difamando.


Creer en nosotras y lo que nuestra creatividad puede expresar será el camino genuino para aportar al colectivo. No copiando, ni intentando hacer lo que a otros funciona. El camino del artista es uno de autenticidad, y es este camino que conduce nuestra Orenda al nuevo tiempo.


En mi camino de acompañante en procesos sagrados femeninos medicinales y visionarios he mirado que el sagrado totem de la Libélula hace su llamado en cada encrucijada, cuando hay que elegir sendero. Y que ante su llamado se abre un espacio de dos años de transformación profunda colmada de belleza y ligereza.


La libélula es uno de los animales de poder que custodian esta puerta de plenilunio; ella nos pide confiar, entender que recién comenzamos el proceso de colocar los dedos de los pies en el amanecer galáctico (2012-2021), ese que se abrió en junio 2012 y cuyo primer haz se integró en la Tierra en 2021.


Hacia el 2023 terminaremos de sentir cuál es el camino de nuestra artista interna, cuál manifestación de arte nos llama para ser encarnada y traída con belleza en el florecer de la semilla que ya llevamos dentro, del ala de la libélula.


​El tercer llamado es a ubicar en nuestro mapa natal las zonas Acuarianas que se activan con esta luna y con la retrogradación de Urano. Esto nos permitirá indagar a detalle qué necesita despertarse, reorganizarse y reformarse desde nuestra astrología personal.


Colectivamente estamos sintiendo⁣ densas capas internas transformarse y buscando reformulación o despedida. ¿Pero en qué áreas específicamente somos llamadas? ¿Dónde sentimos que está nuestra gran posibilidad de cruzar a la visión y de renacer?


Urano se pone retrógrado del 20 de agosto de 2021 al 18 de enero de 2022 dándonos una grandísima oportunidad de reordenar nuestros valores, prioridades, intuición, y sobre todo, revoluciones internas.


Casi todas sentimos llevar una caja de pandora a punto de abrirse desde el corazón, la compañía consciente de Urano nos permitirá abrirla sin incendiarlo todo, y aprovechando esa energía para emprender nuevos proyectos, mirando todas las posibilidades, manifestando con belleza, caminando nuestra palabra, siendo coherentes con nuestra alma, subiéndonos al intento del Universo.


Karina Falcón, Creadora y Directora en La Mujer Lunar

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo