top of page

Síndrome Kundalini y sus síntomas


Llamamos Kundalini a esa fuerza energética que cuando despierta adecuadamente asciende desde nuestro chakra raíz o base hasta la corona, movilizando -y sobre todo organizando- la energía vital de todos nuestros cuerpos, derivando en una mayor consciencia.

No siempre es así. En 1977 Itzhak Bentov desde la ingeniería biomédica y apoyado por la psiquiatría estudió el falso despertar de la kundalini, observando en muchas personas síntomas como despersonalización, delirios psíquicos, comportamiento errático o irracional, movimientos involuntarios o tics, dolores corporales inexplicables, miedo a volverse locos, confusión, fiebres inexplicables, impulsos sexuales desenfrenados, grandiosidad y búsqueda constante de habitar estados similares al trance.

El Síndrome de Kundalini se refiere a aquellas experiencias desagradables o indeseables que despiertan del despertar inadecuado de la energía Kundalini. Aumenta la energía kundalini de desarrollo en el camino de espiritualidad sólo si se mueve libremente hacia arriba hacia el chakra de la corona o chakra Sahasrara.


Sabemos que actualmente hay una apertura masiva a la información; muchos conocimientos que antes eran ofrecidos de voz en voz como iniciaciones sagradas por guías que habían pasado muchos años estudiando y aplicando su don ahora son ofertados como un tianguis de medicina holística, donde la gente busca quien da más y más barato, certificaciones exprés y conocimientos por entretenimiento, no por disciplina y toma de consciencia.

Es necesario decir que también existen muchas y muchos guías que robando técnicas, herramientas y talleres les ponen otro nombre y mal imparten el conocimiento, provocando que las personas desarrollen un falso despertar de la kundalini, con muchos de los síntomas arriba descritos.

Todo esto tiene consecuencias muy peligrosas. Cada día observamos más y más Guías deprimidos, con el sistema nervioso comprometido, hablando de cosas que no entienden, conjurando a la muerte, acompañando procesos de energía sexual que abren portales de violencia en pareja o alrededor de sus iniciadas.

Esto no es normal, ni es "despertar espiritual". Es más vital que nunca que cuidemos de dónde y con quién tomamos enseñanzas y medicina; que no nos dejemos llevar por los espejismos del marketing, ni busquemos lo más barato y cuantioso de la “feria”.

Si estás experimentando síndrome kundalini revisa la coherencia de tu vida; revisa tus compulsiones, sana con mucho amor ese trastorno que vives en silencio, sana tus extremos, conecta con la Tierra y aprende a habitarla con humildad. Cultiva la claridad de mente y corazón.

El síndrome kundalini es progresivo, mientras más buscamos o practicamos herramientas para "despertar" sin haber hecho consciente o integrado herramientas previas o si tenemos malas prácticas, paulatinamente podemos experimentar: cambios de temperatura corporal sin motivo, falta de energía, necesidad de aislamiento, higiene deteriorada, comportamiento bizarro, ansiedad, confusión.

Toda práctica que realicemos para evolucionar y ampliar nuestra consciencia debe traernos bienestar, organización interna y externa, y permitirnos vivir en la Tierra con orden en cada uno de nuestros cuerpos. Muchas veces queremos llegar rápido a lugares internos donde necesitamos llegar lento. Muchas veces apelamos a la “Ascención” o Iluminación como una forma de escapismo a la realidad.

Acá estamos para ser Seres bien aterrizados que vuelan alto.


Cuida tu viaje!


La Mujer Lunar

19 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page