top of page

Quirón: tu herida más profunda, tu mayor regalo


Quirón - El sanador de heridas, el chamán, el alquimista


Al igual que Plutón, Quirón es pequeño pero poderoso.


Debido a su posición estratégica, entre Saturno y Urano, Quirón desempeña un papel clave en nuestra carta natal. El símbolo de Quirón es una "llave", y no por casualidad. Quirón es la LLAVE que puede abrir nuestra carta natal.


En Astrología, Quirón significa:

  • Nuestra herida más profunda

  • La curación holística, que sólo se produce cuando integramos la herida.

  • Nuestros mayores dones y talentos, que sólo se convierten en dones cuando se cura la herida inicial.

El papel de Quirón es ayudarnos a encontrar la plenitud, aceptando e integrando aquellas partes de nosotros mismos que parecen estar en conflicto.


Quirón señala lo que debemos mejorar y dónde debemos crecer para encontrar nuestro propósito y alcanzar nuestro verdadero potencial.


Es posible que ya conozcas el arquetipo del "Sanador herido".


Sin embargo, hay tres arquetipos asociados a Quirón: el (1) Sanador Herido, el (2) Chamán y el (3) Alquimista.


Estos tres arquetipos representan el viaje trascendental del alma: primero sufrimos y exploramos nuestra herida primaria (el Sanador Herido). Luego la abrazamos y la curamos (el Chamán). Sólo después de explorar los 2 primeros arquetipos de Quirón podemos trascender la herida y transformarla en un don (el Alquimista).


1. El Sanador Herido

El Sanador Herido describe nuestras primeras experiencias con la herida primaria. En esta etapa, la herida aún no se reconoce.


Algunas personas ignoran sus heridas durante toda su vida. Acechando en el fondo de su inconsciente, la herida les sabotea de forma inconsciente.


La mayoría de nosotros seguimos viviendo con la herida, porque ni siquiera somos conscientes de que existe "otro camino".


2. El chamán

Llega un momento en que la herida es tan dolorosa, tan aguda, que ya no puede ignorarse. Esta integración de la herida de Quirón se corresponde con el 2º arquetipo de Quirón, el Chamán.


Asociamos la etapa de desarrollo "Chamán" con la llamada "crisis de curación".


Una crisis de curación significa que la curación viene precedida inicialmente por un empeoramiento de los síntomas. Sin embargo, este malestar temporal es, de hecho, una señal de que el tratamiento está teniendo éxito, aunque no lo parezca.


Cuando tenemos fiebre, nos sentimos mal, pero la fiebre significa que nuestro sistema inmunitario está luchando contra la enfermedad.


Llamamos a esta etapa el Chamán, porque un Chamán, o el Hombre o la Mujer Medicina, tiene la capacidad de viajar entre mundos.


Esta capacidad de "viajar entre mundos" es una metáfora de la integración de las diferentes áreas de nuestra psique: lo bueno, lo malo y lo feo.

Cuando odiamos nuestro cuerpo, nos avergonzamos de nuestros deseos secretos o nos perturban la ira, la envidia, la codicia u otros rasgos "indeseables", nunca podremos estar completos.


Cuando todas las diferentes partes de nosotros mismos están integradas, entonces, y sólo entonces, se encuentra la curación. El Chamán es la etapa de desarrollo de Quirón más intensa, pero es fundamental abrazarla si queremos alquimizar nuestras heridas para convertirlas en dones y vivir vidas sanas.


3. El Alquimista

Por último, la tercera etapa de desarrollo, el Alquimista, corresponde al don que surge de forma natural cuando curamos e integramos nuestra herida.


Una vez abrazada la herida en la etapa anterior, algo dentro de nosotros "hace clic". Las piezas rotas se convierten en un hermoso todo. El puzzle encaja. La misma herida que nos hizo investigar diferentes enfoques y desarrollar estrategias de afrontamiento, se transforma en un don curativo.


  • Nuestra herida de identidad primigenia nos ayuda a ver nuestra hermosa singularidad en nosotros mismos y en los demás.

  • Nuestra herida de autoestima se transforma en una sana confianza en nosotros mismos. Somos capaces de cuidar de nosotros mismos y de los demás sin quemarnos.

  • La lucha contra las enfermedades crónicas nos ayuda a descubrir un enfoque único y holístico de la curación.

  • Nuestros primeros problemas de comunicación nos convierten en comunicadores poderosos.

  • Nuestros sentimientos de ansiedad o inadecuación se transforman en arte que toca el alma.

  • Nuestros intentos fallidos de mantener relaciones amorosas nos convierten en compañeros maravillosos.

Podemos volver a Quirón en un regalo.


16 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page