Mantra Hamsa So'ham Ekam

Este hermoso mantra significa:


Lo divino esta en mi

Lo divino está en ti

Somos UNO


Hamsa combina mantra y el prana en varias formas de Hamsa Yoga. Los mantras Hamsa sirven para despertar la conciencia interior y ayudar al alma en su ascensión a la Divinidad. Quizás no tengan paralelo en este sentido. Se utilizan comúnmente para promover la conciencia de Shiva, para estimular el Kundalini y abrir los chakras. Abajo hay algunos ejemplos.


Hamsa: utilizado como el sonido natural de la respiración, particularmente Ham como inhalación por la fosa nasal derecha y Sa como exhalación por la izquierda; se relaciona con el día o la respiración solar.

So'ham - también utilizado como el sonido natural de la respiración, particularmente So como inhalación por la fosa nasal izquierda y Ham como exhalación por la derecha; se relaciona con el aliento nocturno o lunar.

Hamsa Soham: combina ambos y refleja el movimiento equilibrado del prana unitario, a través de la unidad del Sol y la Luna.

Shivoham: la resonancia natural del prana y la mente como "Yo soy Shiva", el supremo Prana consciente de sí mismo.

Hamsa Soham Shivoham: significado combinado de "Yo soy él, él soy yo, yo soy Shiva". Este es el "mantra de Shiva Hamsa".


El Hamsa es uno de los conceptos clave en el pensamiento védico, yóguico y tántrico. Junto con el Kundalini, contiene muchos secretos de prácticas de Yoga más profundas. De hecho, sin comprender el Hamsa, es probable que la fuerza de Kundalini no pueda desarrollarse o comprenderse adecuadamente.


El Hamsa como pájaro se describe en la literatura sánscrita posterior como un cisne, que es un símbolo del Prana y del Ser interior que es el Prana más elevado. El Hamsa en el pensamiento puránico es el vehículo para el Señor Brahma, el Creador, y su consorte Sarasvati Devi como portadores del conocimiento. Sin embargo, Hamsa tiene otros significados y hay muchas formas de Hamsas desde el Rigveda, donde Hamsa es principalmente un símbolo solar, el pájaro de luz. Hamsa es también la shyena, el gavilán o halcón que roba el Soma y lo toma de la Tierra para disfrutarlo en la libertad del Cielo más alto.


El Hamsa en pensamiento tántrico representa el alma individual o Jiva, cuya vida está gobernada por la respiración y todas las dualidades de cuerpo y mente que surgen de ella. Esto se debe a que Ha y Sa son los sonidos naturales de la respiración a través de la inhalación y la exhalación. Muchas formas de Pranayama siguen estos sonidos en consecuencia.


Sin embargo, en un nivel superior más allá de la dualidad, Ha y Sa son los sonidos naturales del Ser, que es el aliento interior de la conciencia, el Prana unitario que es Autoexistente e inmortal. Ha es el Sí mismo como yo (aham) y Sa es el Sí mismo como eso o el Ser interior. Hamsa también se refiere al supremo o Paramahamsa, que es el alma liberada que habita en el estado del Supremo Shiva. En este sentido, las enseñanzas de Hamsa son una parte integral de Shiva Yoga y Shiva también es Hamsa. Hamsa como sonido y vibración prana es también Om o Pranava, del cual el Señor Shiva es el indicador.


Hamsa representa la unión de Shiva y Shakti, que son Ha y Sa, Sol y Luna, Prana y Apana, las energías vitales entrantes y salientes. Todas las dualidades, comenzando con la respiración, son un reflejo del mayor poder dos en uno de Shiva y Shakti, que se divide en los mundos inferiores.


En términos de prácticas de yoga tántrico, el Hamsa representa el principio de Shiva, así como el Kundalini indica el principio de Shakti. Hamsa y Kundalini deben unirse y moverse juntos. Es el Kundalini el que lleva al Hamsa por la columna. Al mismo tiempo, es el Hamsa o energía del alma lo que convierte al Kundalini en una fuerza de aspiración y ascenso espiritual.


Como Kundalini es el poder de la serpiente o Shakti del alma, Hamsa es como el pájaro o Shiva / Purusha del alma, cuyas dos alas son prana y mente. Hamsa es el Jiva que busca volar hacia el cielo, el loto de mil pétalos de la cabeza. Juntos, Kundalini y Hamsa son la serpiente emplumada, o el pájaro que vuela hacia arriba sosteniendo a la serpiente. Sin embargo, Kundalini no siempre es una serpiente, a veces es un pájaro, el Hamsa mismo. Del mismo modo, el Hamsa no siempre es un pájaro; a veces también es una serpiente. Tanto la serpiente como el pájaro indican energía eléctrica y ascendente. El Hamsa es una extensión o expansión del bindu o el foco puntual en su movimiento y expansión. Sin embargo, el Nada o principio vibratorio forma sus alas.


Sin este despertar del alma o Hamsa Chaitanya, la "conciencia de Hamsa", no se puede trabajar con Kundalini Shakti de una manera completamente armoniosa. Si el Kundalini se mueve sin el Hamsa, es probable que perturbe nuestro cuerpo físico y sutil. Es Shakti sin Shiva. Primero uno debe despertar el Hamsa para poder despertar efectivamente el Kundalini, aunque ambos tienden a manifestarse juntos. Esto significa despertar como alma individual en su búsqueda perenne de la Deidad.


El Hamsa es el Jiva o alma individual que debe emprender su viaje de regreso a través de los chakras guiados por Shakti, para realizar el Shiva supremo arriba en el loto de mil pétalos de la cabeza. El Hamsa es impulsado en su movimiento ascendente por Nada (vibración), Bindu (concentración) y Bija (mantras), y las energías Lingas (poderes de quietud) y Yonis (poderes de receptividad) a lo largo del camino. El Hamsa lleva el Soma o néctar del deleite (Amrita, Ananda) desde los chakras inferiores hasta el loto de mil pétalos de la cabeza, donde puede liberarlo en mil arroyos.


https://www.vedanet.com/hamsa-rahasya-the-secret-of-hamsa/

644 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo