Luna creciente en Géminis

En los últimos días con la cuadratura de Urano en Tauro y Saturno en Acuario (necesidad de poner nuevas estructuras al servicio del gozo y la libertad) algo muy fuerte se ha movido en nosotrxs: hemos sentido una lluvia de energía compleja, liberadora, clara, pero desafiante también porque nos invita a salir de lo conocido.

Dentro de esta cuadratura nos encontramos en un diálogo interno intenso, abrazando quiénes hemos sido en los últimos ocho años, encontrándonos fantasmas, situaciones o experiencias que nos devuelven la mirada (porque también Mercurio ha estado retrógrado desde el 30 de enero y hasta el 20 de febrero) y una vieja creencia que nos ronda: ¿qué hice mal?


Nada hicimos mal, nada hiciste mal. Del 2012 al 2020 construimos e intentamos un camino hacia los nuevos tiempos, nos permitimos ser, alcanzar y ensoñar lo que nunca antes. Nos permitimos movernos radicalmente de nuestro origen (lo que sea que eso implicó) para cocrear una nueva familia galáctica... que quizás, se nos desmoronó en el intento, que quizás lastimamos y nos lastimaron. Muchos aprendizajes acontecieron.


En esa búsqueda entre recuerdos, cosas, papeles, fotografías, encontramos nuestro camino a honrar... uno de reinvención, libertad y grandes tesoros. De todo esto ¿Qué se pone al servicio en el nuevo camino? ¿Qué nos traeremos? ¿En qué áreas de vida aprendimos a ya no ser negligentes con nosotrxs?


Quizás la vida te está diciendo que tú eres la causa de tu camino, que tu nuevo andar no tiene que ser complejo para ser bello y poderoso. Que lo que buscas para cruzar el arcoiris que gira hacia la Nueva Era lo tienes contigo. ¿Quiénes? ¿Cómo? ¿Cómo hacer presente el brillo de lo que ya está con nosotrxs?

Claves:

Hay algo que ya encontramos... por ahora, no necesitamos más. Solamente verbalicemos para nosotras eso que hemos encontrado, el motivo de nuestra re-evolución interna. Que esta revolución es pacífica, amorosa, genuina, transformativa, dulce, austera, de ligereza, de ritmo suave.

  • Comencemos a sentir cuál es nuestro nuevo mito. ¿En qué escenario se mira esta nueva yo?

  • ¿Cuál es el ritmo genuino y la nutrición a la que ya no vamos a renunciar?

  • ¿Cuáles son las responsabilidades y cargas que ya no queremos traer?

  • ¿Qué nos está inspirando? ¿Qué nos está rescatando de sentir y mirar como un viejo mundo se desmorona? Sigamos ensoñándolo.


La Abuela Luna, guardiana de la memoria, en esta cuadratura que da paso al creciente carga memorias de una re-evolución que se siente cada vez más taurina en el cuerpo: conectada con la Tierra, que llama a nuestro hierofante o sacerdotisa internos, con nuevos valores centrados en la prosperidad como un camino natural humano, que celebra la belleza, la sensualidad, la claridad, la liviandad, la música, la simplicidad.


¿Tú sientes buscar en tu vida un espacio para esto?


La Mujer Lunar

1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo