El ser complaciente es una programación negativa

Agradar a las personas es un comportamiento programado que surge de la creencia inconsciente de que los demás son más importantes que tú y que recibes aceptación, valor y amor de lo externo antes que de lo interno (tú).

Muchos de nosotros hemos sido programados para complacer a los demás, para poner a los demás antes que nosotros mismos, para creer que si lo hacemos somos "buenos", "amables", "dignos", "educados", etc.


¿Pero somos nosotros? ¿Es esto cierto?


¿Silenciar o aquietar nuestras necesidades, deseos, verdades para permitir que los demás estén a la vanguardia significa que somos una "buena" persona, una persona "educada", una persona "tranquila"?


Cuando silencia tus necesidades o deseos para complacer a otro, estás afirmando que son más merecedores que tú. Que son más dignos de recibir que tú. Que merecen que se satisfagan sus necesidades antes que las tuyas.


¿De dónde proviene este comportamiento?


A muchos de nosotros se nos enseñó que si ponemos a los demás primero, si decimos que sí aunque queremos decir que no, seremos amados, aceptados y vistos como dignos por otros.


Aquí está el problema: ser complacientes con otros nos enseña que nuestro valor, nuestro amor, nuestra aceptación proviene de otro individuo. Proviene de una fuente externa.


La solución: nuestro valor, nuestro amor, nuestra aceptación SÓLO pueden provenir de una fuente interna, nosotros mismos. Solo puede provenir quizás de decepcionar a otros para abrazar nuestro valor, nuestra voz, nuestro amor que se encuentra dentro de nosotros.


Si te encuentras con el comportamiento complaciente hacia la gente, hazte estas 5 preguntas:


1) ¿Estoy haciendo esto por mí o por ellos?

2) ¿Quiero hacer esto?

3) ¿Estoy haciendo esto para gustar, ver, aceptar, apreciar, amar?

4) ¿Tengo miedo de decepcionar, no agradar, lastimar a alguien?

5) ¿Qué pasará si me pongo primero y digo mi verdad, mis deseos?


Practica decir no.

Practica decir tu verdad sin importar cómo se reciba.

Practica límites firmes.

Practica observar por qué haces algo en tu vida.

Esta es la soberanía.

Esto es salir de la matriz 3D.

Esto es honrarte y amarte.


Lorie Ladd

3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo