top of page

El poder de Ganesh para eliminar los obstáculos

Saludos al supremo Señor Ganesha, cuyo tronco curvado y cuerpo macizo brilla como un millón de soles y derrama sus bendiciones sobre todos. Oh Señor Ganesha, por favor, elimina todos los obstáculos, siempre y para siempre de todas mis actividades y esfuerzos. - Invocación a Ganesh


De todos los dioses arquetípicos de la tradición védica, uno por encima de todos es el más reconocido y popular en nuestro mundo moderno. Ganesh es el dios con cabeza de elefante de los comienzos y el que elimina los obstáculos de todo tipo. Su imagen puede verse a menudo en estudios de yoga, altares domésticos, joyas y camisetas. Incluso quienes no están familiarizados con el yoga encuentran su imagen cautivadora y atractiva. Pero, ¿quién es Ganesh y por qué es tan popular? Y lo que quizá sea más importante, ¿cómo podemos aprovechar sus atributos únicos para eliminar los obstáculos que impiden la realización de nuestros deseos?



Los orígenes de Ganesha

Al igual que muchas historias védicas, la mitología que rodea los inicios de Ganesha es rica y colorida, pero es importante reconocer que estas historias son de naturaleza simbólica y están destinadas a expresar conceptos abstractos de una manera que nuestras mentes puedan comprender. Además, Ganesh, como todos los demás dioses y diosas védicos, en lugar de ser representante de un ser histórico literal, es la personificación de cualidades específicas de la conciencia. Con este marco en mente, la historia de Ganesha comienza como sigue.


Shakti, la diosa madre del universo, era aficionada a tomar baños rituales con algunas de las otras diosas femeninas. Su marido, el Señor Shiva, tenía la irritante costumbre de visitar a Shakti sin avisar durante sus baños, lo que incomodaba a las otras diosas. Las compañeras de Shakti le preguntaron si había algo que pudiera hacer al respecto, así que, siendo la gran diosa que era, Shakti moldeó un poco de tierra en forma de niño. Le ordenó que hiciera guardia mientras ella y sus compañeras se bañaban.


Cuando Shiva regresó de sus vagabundeos meditativos, se encontró con el niño, que le prohibió la entrada. Shiva le preguntó quién era y le dijo que era el hijo de Shakti. Shiva le dijo al muchacho que Shakti era su esposa, y que se le debía permitir pasar, pero el muchacho seguía sin moverse. Shiva se irritó y convocó a sus generales y a su ejército para destruir al muchacho. Sin embargo, el joven se mantuvo firme y derrotó a todos los que le atacaron. Al darse cuenta de que tenía que tomar cartas en el asunto, Shiva entabló combate con el muchacho, pero para su sorpresa éste le derribó al suelo. En un acto de rabia impulsado por su ego, Shiva lanzó su disco contra el niño, cortándole la cabeza.


Al oír la conmoción, Shakti sale de su baño y descubre el cadáver de su hijo. Amonestando a Shiva, amenaza con desterrarlo del universo para siempre. Shiva, arrepentido, le pregunta qué puede hacer para arreglar las cosas. Shakti le responde que puede traer a su hijo de vuelta. Inmediatamente, Shiva busca en el bosque una nueva cabeza y descubre el cuerpo de un elefante muerto recientemente. Con la cabeza de elefante en la mano, Shiva regresa junto a Shakti y la adhiere al cuerpo del niño, devolviéndole la vida. Shiva proclama entonces que el niño será conocido para siempre como Ganesh y será el más poderoso de todos los dioses, y que invocándole, cualquier ser tendrá el poder de eliminar cualquier obstáculo en su vida.


Imagen y atributos de Ganesha

En lo que respecta a los seres arquetípicos, la apariencia de Ganesha es bastante distintiva. En la mayoría de las imágenes clásicas, aparece sentado en un trono con una expresión tranquila y pacífica en su cara de elefante. Suele tener tres líneas de ceniza en la frente, que representan los tres niveles de la impermanente vida material (creación, mantenimiento y destrucción). También tiene un Bindi o "punto" entre los dos ojos que se utiliza para invocar y abrir el ojo de la intuición al nivel más elevado de conciencia.


Tiene dos colmillos, uno roto y otro entero. Rompió uno de sus colmillos para utilizarlo como pluma para escribir las grandes enseñanzas e historias del Vedanta. El simbolismo del colmillo roto nos recuerda que debemos ser independientes de los polos opuestos (pecador y santo, divino y diabólico, alegría y sufrimiento) y que el verdadero yogui va más allá de todos los opuestos.


La trompa de Ganesha es un símbolo tanto de fuerza como de discernimiento. La trompa de un elefante es extremadamente poderosa y es capaz de arrancar de raíz un árbol entero, pero al mismo tiempo es muy sensible y capaz de diferenciar entre los objetos más grandes y los más pequeños.


Sus orejas son grandes para poder escuchar profundamente el mensaje tácito del espíritu, así como para escuchar con compasión a los que luchan y sufren. Tiene una cabeza enorme, lo que indica su naturaleza introspectiva y su tendencia a entrar en su interior para reflexionar sobre la naturaleza del alma y del espíritu.


Ganesha tiene cuatro brazos. En una mano sostiene un hacha que tala el árbol de la ignorancia; en otra, una cuerda que nos ayuda a trepar al árbol del conocimiento; su tercera mano está levantada en señal de bendición y ofrece una bendición del Señor Shiva; y su cuarta mano sostiene el fruto del conocimiento. Tiene un gran vientre, que simboliza su capacidad para digerir los problemas de cualquiera.


Uno de sus pies está en el suelo, mientras que el otro está levantado, lo que simboliza que su conciencia está establecida tanto en el nivel relativo como en el absoluto de la existencia; estar en este mundo, pero no ser de él. Cerca de él, en el suelo, suele aparecer una rata, que simboliza su ego codicioso, aferrado y aferrador, pero totalmente bajo su control.


Cuando se combinan, estos atributos encarnan toda la esencia de Ganesha. Por lo tanto, según el Vedanta, aquel que:


  • Tiene una mente interior

  • Es consciente de la impermanencia de la realidad material

  • Abre el ojo de la intuición

  • Escucha atentamente

  • Tiene discernimiento y poder

  • Da bendiciones allá donde va

  • Trata constantemente a la ignorancia como enemiga

  • Busca constantemente el conocimiento y la sabiduría

estará expresando la verdadera naturaleza de Ganesh como un estado de conciencia en el que uno tiene el fruto del conocimiento, está establecido en el ser y es capaz de digerir todos los problemas del universo. Y naturalmente, aquel que exprese este estado de conciencia será el eliminador de todos los obstáculos.


Invocar la energía de Ganesha

Hay tres pasos para imbuir nuestra conciencia con la energía de Ganesha:


1. Tomar conciencia de las cualidades (como hemos hecho anteriormente). Al poner nuestra atención en estas características de la conciencia las avivamos en nosotros mismos. Repasa cada uno de los atributos y dite a ti mismo: Estas cualidades están en mí.


2. Ancla estas cualidades en tu conciencia poniendo tu atención en la imagen de Ganesha en forma de cuadro, estatua o visualizándolo en el ojo de tu mente. Si quieres, imagina su poderoso pie pisando fuerte el suelo para crear una onda expansiva capaz de convertir en escombros todas las barreras que impiden la realización del deseo.


3/ Repite el mantra que resuene con sus atributos para que las vibraciones sutiles empiecen a cambiar tu conciencia y activen el mantra como un disparador psicológico y energético para la transformación. Aunque hay varios mantras dedicados a Ganesh, uno de los más utilizados es:


Om Gum Ganapatayei Namaha

(OM GUM GUN-NUH-PUT-YEI NAHM-AH-HA)


Traducción: Om y saludos al eliminador de obstáculos para el que la goma de mascar es la vibración semilla.


Recuerda, Ganesha es mucho más que una figura mitológica. Ganesha es un estado de conciencia que vive dentro de todos nosotros. Al poner tu atención en sus atributos, imagen y vibración despiertas el potencial latente para eliminar todos los obstáculos en tu vida.


14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page