top of page

Educación sexual para niños

Hoy quiero hablarles sobre aspectos que se consideran fundamentales en relación a la educación sexual infantil y de los jóvenes.

Es indiscutible que la sexualidad es una parte fundamental de la vida de todas las personas desde que nacen, y debe desarrollarse de manera adecuada y saludable.

Por esa razón, todos tenemos derecho a estar informados sobre nuestra sexualidad y a recibir educación sexual de calidad.


Hoy día se considera el acceso a la educación sexual como un derecho humano. Ya no es un aspecto opcional en el desarrollo integral del individuo, sino un derecho tan importante como cualquier otro de los derechos humanos.


Así que las personas deben poder acceder a una educación integral que les permita desarrollar una sexualidad responsable y saludable, y eso debe ser desde la infancia.

Por supuesto que esta educación deberá estar adaptada a cada etapa de la infancia y adolescencia, y debe ser ofrecida por personas que a su vez tengan conocimiento y actitud positiva ante la sexualidad.


La educación informal es la que ofrecen los padres y madres en casa, los amigos y la sociedad.


La educación formal es la que ofrecen los profesionales como educadores, médicos, psicólogos, trabajadores sociales, etc.


En el caso de ambos grupos se requiere que sean formados en una visión integral de la sexualidad.


La sexualidad holística de la formación de los educadores sexuales formales e informales debería incluir un proceso de AUTO CONSCIENCIA SEXUAL.


Porque quien vaya a enseñar sobre sexualidad tiene que entender la suya propia.

Tiene que reconocer sus prejuicios, sus dolores, sus dificultades, ya que eso será parte de lo que entregará al momento de educar sobre sexualidad.

La educación sexual infantil y de los jóvenes es una necesidad urgente porque hoy en día hay demasiadas fuentes de información, muchas de las cuales son engañosas, distorsionadas y desequilibradas, afectando el desarrollo sano de la sexualidad.

Ahora bien, pensemos que los adultos que enseñarán a esos niñ@s y jóvenes han estado también bajo la misma influencia engañosa y distorsionada.

Así que para asegurar una educación sexual equilibrada e integral, se requiere un proceso de AUTO CONSCIENCIA SEXUAL, de padres, madres, maestros y toda aquella persona que esté involucrada en la educación sexual infantil y de jóvenes.

Tú que me estás leyendo, ¿cuán consciente eres de tu propia sexualidad? ¿podrías educar sin miedo, sin prejuicios, sin dolor o trauma en relación a tu propia historia?

Te invito a reflexionar sobre ello.


Dra. Maria Gabriela Santini Vila

Médico. Sexóloga Holística.

1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page