top of page

Desbloquea infinitas posibilidades cuánticas

¿Te has preguntado alguna vez cómo aprovechar todo el potencial de tu magnífica mente intuitiva?


Puede parecer difícil encender el poder latente de la visualización creativa y la manifestación. A lo largo del día, un torrente de preocupaciones y conjeturas sin sentido se disputan el territorio mental, distrayendo y perturbando la intención y la atención enfocadas. De muchas maneras, la mente poderosa también puede bloquear el acceso a un potencial sin explotar. Entonces, ¿cómo acceder al infinito reino cuántico de posibilidades?


El famoso dicho "Pienso, luego existo", del filósofo del siglo XVII René Descartes, es un argumento convincente a favor del dominio de la imaginación. Llevo años intrigado por este concepto. Me pregunto cómo puedo convertirme en el creador de mi realidad. ¿Cómo influye la conciencia en mi vida cotidiana? ¿Cómo puedo dirigir el flujo de energía que determina mi futuro?


Trabajar como sanador cuántico durante 25 años proporciona un asiento de primera fila en la extraordinaria naturaleza de la existencia. Cómo se ve. Cómo funciona. Cómo responde.


Uno de los fenómenos sorprendentes, aunque distintivos, que seguí observando en el campo cuántico, es una especie de plantilla informativa que instruye la formación del plano material.


Si quería entender por qué algo se formaba de la manera en que lo hacía, me veía constantemente arrastrado a explorar el plano codificado.


A escala cuántica, toda la existencia pulsa y vibra como energía. En la mecánica cuántica, los físicos demostraron que la luz y la materia presentan características tanto de ondas como de partículas.


Tras años de investigación en las complejidades de la energía cuántica, me di cuenta de que el cerebro humano no era el creador de la cognición mental, sino el receptor de las ondas de energía entrantes de datos procedentes del campo cuántico. Basándose en el flujo constante de conciencia que inunda la mente, estas fluctuaciones de onda determinan la condición física.


Los investigadores cuánticos han propuesto que el reino tridimensional es un holograma, una imagen de la realidad codificada en una superficie bidimensional (2D). En un holocampo universal, la naturaleza de la realidad física se vuelve más mutable y maleable. Cuando se accede a la información incrustada en la plantilla o plano holográfico, se puede recodificar la proyección holográfica. Puedes influir en la forma en que las partículas-ondas de energía se materializan en el plano físico. Puedes aprovechar ese poder creativo y mejorar el resultado futuro.


La mente humana funciona como un ordenador cuántico que retrata o proyecta la realidad externa como un holograma.


Imagina que tu mente actúa como un proyector de cine, mostrando el flujo de imágenes parpadeantes en el campo que te rodea. Los fotones son el autobús lanzadera universal, el portador de la conciencia que informa el plano cuántico. La luz fotónica transfiere la inteligencia que se forma en la materia física. Cuando la luz fotónica se activa en la mente holográfica, tus visualizaciones se proyectan en el campo cuántico, llevando la luz con ellas.


Eres un ser electromagnético. Cuando combinas la visualización de luz fotónica (eléctrica) con deseos sinceros (magnéticos), te conviertes en un poderoso proyector de posibilidades futuras.


Sintoniza con tu naturaleza dual como ser físico (partículas de materia) y ser espiritual (estado ondulatorio) simultáneamente. La meditación consciente es la herramienta que potencia el magnetismo visualizado. En la quietud del momento presente, en el corazón coherente, todo se abre ante ti en potencial cuántico. Requiere acallar el parloteo mental, sentir el cuerpo sensorial, ralentizar y profundizar la respiración. El poder de la imaginación, la visualización y la pasión se funden y se encienden en armonía.


La materia es espíritu cristalizado hecho manifiesto. La formación de tu realidad física proporciona un bucle de retroalimentación observable en el que uno puede verse a sí mismo, reconocerse, comprenderse y ponerse a prueba. Comprométete con el vibrante campo de conciencia que pulsa a tu alrededor.


Concentra el poder de tu mente holográfica en la vida que deseas vivir. Tus dones creativos están esperando. ¡Las posibilidades son infinitas!


Meg Benedicté

9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Opmerkingen


bottom of page