Cuarto Creciente en Escorpión: El monstruo en el ropero


¿Qué pasaría si descubrieras que has vivido todos estos años con el monstruo al cual temías tanto cuando eras niña?


Escorpión es la escuela arquetípica del misterio, del poder personal, de lo no visible, de la profundidad, de los regalos escondidos, de la posibilidad de convertir toda hez fecal en composta, y asegurar la continuidad de la vida.


Con este Cuarto Creciente que sucede con la cuadratura del Sol en Leo y la Luna en Escorpión, traemos claridad acerca de quién o qué se escondía en el ropero y nos provocaba pesadillas o miedos terribles.


Conforme la luna va creciendo en su iluminación hacia el segundo plenilunio en Acuario nos damos cuenta que ese bloqueo o patrón obsesivo del cual no podíamos escapar lleva un nombre. Y que su presencia constante y normalizada en nuestra nos impedía mirar que habíamos invitado a vivir al monstruo del armario, y que le hemos permitido sabotear mucho en nuestro andar. ⁣ Muchas veces pensamos que hemos declarado no ser como nuestro clan genealógico, y vamos por el mundo pensándonos rebeldes, cuando en nuestras formas de vincularnos con otros replicamos fielmente las formas como se vincula el clan, y desde ese lugar, seguimos siendo las niñas buenas apegadas a las formas familiares, perpetuando en otras personas los monstruos de los que escapábamos.


Frente a este creciente en Escorpión tenemos la oportunidad de prestar atención a las respuestas protectivas que traemos desde temprana edad, y mirar cómo nos han apoyado a andar el mundo siendo exitosas a la expectativa familiar y del clan, de manera abierta o sutil... para traer visibilidad, y derecho de poder ser.


CLAVES

  • Pregúntate ¿qué es eso que normalizabas en tu forma de vincularte que ahora ya no te hace más sentido? ¿A quién solías darle tu poder personal (tiempo, amor, cuidado) pero ahora sabes que ya no quieres hacerlo?

  • ¿Cuál positividad tóxica estás lista para soltar?

  • Si recoges toda la energía que has invertido en el monstruo, y la miras con libertad de corazón ¿ahora dónde puedes colocarla?

Que con claridad mires lo que normalizabas y no hacía bien a tu salud integral, que lo sueltes con compasión, que tengas la fuerza para darte el derecho de vivir con belleza.


La Mujer Lunar






0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo