Creciente en Sagitario: ¡A favor de una nueva libertad!


La libertad es uno de los tesoros y experiencias más apreciadas; venimos a la Tierra para ser libres, y desde esta independencia y autonomía: SER.


La creciente acontece en Sagitario, guiando un diálogo tenso, una "T cuadrada" donde Sol en Virgo en oposición a Neptuno en Piscis cuadran a la Luna.

Este diálogo tenso nos pide soñar la libertad interior; no esa libertad donde gritamos independizarnos de otros, donde las relaciones o el gobierno o un agente externo es el "culpable" de nuestra "esclavitud". La luna en Sagitario nos pide sentir verdaderamente lo que consideramos libertad. Y el Sol-Hygea en Virgo nos pide crear patrones funcionales que se tejan con esa libertad interna gestada por nuestros sueños y anhelos más genuinos (Neptuno en Piscis).


¿Entonces de quién nos estamos liberando? De nosotras mismas, y nuestros viejos condicionamientos, que se vuelven fantasmas externos.​ ⁣ El Sol muy cercano a Marte y en conjunción íntima a Hygea en Virgo nos pide impecabilidad, limpiar la percepción personal, enferma de creencias que ya no son válidas y solamente nos traen sufrimiento.


Pregúntate:

¿Cómo han sido tus hábitos en los últimos tres/seis meses? ¿En estos hábitos te validas o constantemente rompes los pactos que haces contigo? ¿Tu fuego interno alumbra desde la alegría o desde la dura obligación?


CLAVES

  • Pregúntate ¿estás enfocada en lo que quieres lograr y lo que te prometiste a ti misma? ¿o te distraes fácilmente en relaciones y experiencias temporales? ¿el sentido de tu libertad siempre está medido por lo que pasa afuera?

  • Pregúntate, Si en verdad quiero lograr eso que tanto anhelo ¿dónde estoy desperdiciando mi valiosa energía? ¿Qué aspectos de mi vida requieren orden, purificación, liberación y espacio?

  • Si recoges toda la energía que has desperdigado, y la miras con libertad de corazón ¿ahora dónde puedes colocarla?

Este creciente sigue invitándonos a limpiar, ordenar y gestionar nuestra energía, nuestros patrones y ritmos para hacerlos sagrados de nuevo; toca concentrar nuestra energía, y dialogar con esta energía para encontrar un nuevo sentido de propulsión, con una percepción renovada.

Ahí, Mercurio hará su labor cuando se coloque retrógrado del 27 de septiembre al 18 de octubre.

Como Vestales tomamos disciplina del corazón para asegurar que el fuego seguirá latiendo, y que de éste la creatividad, la belleza y la funcionalidad tomarán el camino más sagrado.


La Mujer Lunar



0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo