8 señales de que llevas la herida de la bruja


No es ningún secreto que las curanderas, las guardianas de la sabiduría y las sanadoras del pasado fueron etiquetadas como brujas, y... bueno... ya sabes lo que pasó.


Es una parte horrible de nuestra historia femenina, y sin saberlo muchas de nosotras estamos jugando en pequeño, escondiéndonos, y no viviendo en nuestra plena expresión debido a este trauma heredado o socializado, o como lo llamamos... la herida de bruja.


La buena noticia es que estamos viviendo un tiempo potente de transformación y que las mujeres de todo el mundo están reclamando su poder FEMENINO que - rompiendo con la ciencia - es de naturaleza MÍSTICA.


(Sin rencores científicos... eventualmente la ciencia y la espiritualidad serán mejores amigos.

🔮 Lo hemos previsto con nuestra visión de bruja )


Bromas aparte...


Esta es una herida colectiva femenina, y puede estar impidiendo que seas TODO lo que eres en el mundo. Hemos expuesto algunas de las heridas que las mujeres llevan colectivamente, puede que te veas en ellas...


A continuación hay 8 señales de que llevas la herida de la bruja:

  1. ¿Experimentas una opresión en la garganta, en el vientre o en el pecho cuando expresas opiniones que pueden no gustar a los demás, o cuando compartes visiones, sentimientos, intuiciones o ideas?

  2. ¿Tienes visiones espirituales, experiencias o sueños poderosos a los que luego dudas de su validez o les quitas importancia?

  3. ¿Sientes miedo o vergüenza por tu rabia y tu dolor? ¿Sientes que tienes que ser feliz y agradable para caerle bien a la gente?

  4. ¿Te sientes llamado a servir en una misión, a crear espacios espirituales de sanación o a dar tus dones para ayudar a sanar, pero sigues pensando que eres un fraude, que no estás preparado o que no eres lo suficientemente bueno?

  5. Si eres realmente honesto contigo mismo, ¿sientes que dentro de tu subconsciente mantienes el miedo de que si no le gustas a la gente, serás expulsado o incluso herido?

  6. ¿Le quitas importancia a tu intuición y confías en tus pensamientos racionales, pero más tarde descubres que deberías haber hecho caso a tu intuición?

  7. Eres muy empático y sientes las emociones de los demás, pero a veces te resulta abrumador porque no tienes las habilidades y herramientas adecuadas para ejercer tus superpoderes empáticos.

  8. Tienes una profunda conexión con la Madre Tierra, crees en un aspecto femenino de Dios y anhelas que haya magia en tu vida.


Por suerte, tenemos una hermandad de mujeres en todo el mundo que están conectando con sus dones femeninos, reclamando su conexión con la naturaleza y la gran madre, y recordando su integridad.


Hacemos un trabajo de sanación no sólo para nosotras mismas, sino para nuestras ancestras femeninas y las generaciones que nos seguirán.


Pero una vez realizado las heridas que tenemos, podemos empezar a trabajarlas y liberarlas individualmente y, si uno tiene la suerte de contar con un círculo de mujeres, también puede ser a través de esos encuentros.


Hermandad Global




8 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo