2 gotas de sabiduría y una oración de sanación

La Madre Teresa dijo una vez: "Sé feliz en el momento; eso es suficiente. Cada momento es todo lo que necesitamos, no más".

Sin embargo, no siempre es fácil vivir así. Nuestra mente suele dar bandazos aquí y allá, y a veces no se siente amiga nuestra.


Si no se controla, mi propio crítico interior puede volverse contra mí. ¿Te ha pasado alguna vez?


Sin embargo, hay momentos en los que la belleza de una puesta de sol me detiene en mi camino o simplemente mirar a alguien a quien quiero llena mi corazón de una gratitud que me deja sin palabras. En esos momentos, mi yo superior toma el timón y las historias de mi mente dejan de importar en absoluto.


Esta es realmente la esencia de la atención plena.


Mahatma Gandhi dijo una vez,


"Un hombre es el producto de sus pensamientos. En lo que piensa, se convierte".

La ciencia lo respalda; la atención plena constante cambia literalmente las neuronas del cerebro.


Así que si practicas mindfulness (consciencia plena) en momentos de ansiedad o depresión -y realizas acciones positivas como enumerar 5 cosas buenas que tienes a tu favor- tu cerebro transformará tu experiencia a nivel químico.


Por supuesto, el meditar te lleva al mindfulness.


Entonces te conviertes en el autor de la historia de tu vida.


Pero se necesita práctica para ser consciente. Y se necesita la voluntad de dejar a un lado nuestras pequeñas historias y rencillas con la vida - ¡no es poca cosa!


Esta Oración de la Serenidad no confesional (que suele atribuirse al teólogo estadounidense Reinhold Niebuhr) es una maravillosa piedra de toque exactamente para este propósito:


Dios, concédeme la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar


El valor para cambiar las cosas que sí puedo


Y la sabiduría para saber la diferencia


Los humanos estamos atrapados en el tiempo lineal y no podemos cambiar el pasado. Pero el futuro es tu ostra - y depende de ti caminar en la dirección de tu yo más elevado...

1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo